Poniendo la mirada en cristo que significa

Poniendo la mirada en cristo que significa

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, cuando nos reunimos como familia en la fe, portamos en nuestros corazones la semilla del Reino que se riega con la Palabra de Dios, en este post hablaremos sobre: Poniendo la mirada en cristo (que significa). En esta ocasión, nos congregamos en torno a un llamado eterno, una exhortación que se eleva por encima de las distracciones terrenales y nos centra en la esencia de nuestra creencia: Poniendo la Mirada En Cristo.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

Esta convicción no es meramente un concepto abstracto, sino una guía práctica para nuestra vivencia diaria en el camino que Dios nos ha trazado. Aleluya, estamos aquí porque anhelamos comprender más profundamente qué significa mirar a Jesús, y cómo este simple acto transforma no solo nuestra perspectiva, sino también nuestras vidas.

Índice de contenidos

Poniendo la mirada en cristo que significa

Poniendo la mirada en cristo que significa

 

En verdad, al sumergirnos en las Escrituras, en particular en la Reina Valera, encontraremos que mirar a nuestro Salvador es algo que engloba toda nuestra existencia y define nuestro propósito en este mundo.

Así pues, hermanos en Cristo, antes de zambullirnos en la riqueza de la Palabra, invitemos al Espíritu Santo a que abra nuestros corazones y mentes para recibir el mensaje que el Señor tiene para nosotros hoy. Oremos para que esta reflexión sea el alimento que nuestra alma necesita y el faro que guíe nuestro caminar. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Te invitamos a leer: El espíritu del señor está sobre mí (Lucas 4-18)

Qué significa mirar a Jesús

En verdad, hermanos, al considerar qué significa mirar a Jesús, debemos volver nuestra atención hacia Hebreos 12:2, "Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe; quien por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la derecha del trono de Dios". En esta pasaje se nos revela la clave de una vida enfocada correctamente; no es otra cosa que mantener nuestra visión espiritual anclada en Cristo.

Poner la mirada en Jesús significa más que un acto de observación; es un compromiso constante de orientar nuestros pensamientos, acciones y esperanzas hacia Él. Es reconocerlo como el fundamento de nuestra fe y el arquitecto de nuestra salvación. Dicho de otro modo, fijar la mirada en Cristo es permitir que su vida, su sacrificio y su resurrección sean el espejo donde se reflejan nuestras vidas. Es contemplar sus enseñanzas y su ejemplo como la máxima expresión del amor y la misericordia de Dios.

Mirar significa no mirar

Pasemos al siguiente versículo, hermanos y hermanas. En el acto de mirar a Jesús, encontramos un paradójico llamado a 'no mirar'. Filipenses 3:13-14 nos dice: "Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo al blanco, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús". Claramente este pasaje nos enseña que, en la carrera de la fe, mirar a Jesús implica descartar aquello que nos distrae o nos detiene.

Este 'no mirar' es un abandono intencional de todas las cargas y distracciones que este mundo pone en nuestro camino. Es un rechazo a las filosofías y las mentiras que buscan desviarnos de la verdad del Evangelio. Por consiguiente, hermanos y hermanas, mirar a Jesús significa negar la gloria pasajera del mundo para perseguir la eterna que se encuentra en él.

No se pudo mostrar la tabla.

Mirar significa inclinarse ante él

Poniendo la mirada en cristo que significa

Evidentemente, cuando hablamos de fijar nuestros ojos en Jesús, hablamos también de un acto de sumisión y humildad. Santiago 4:10 nos exhorta: "Humillaos delante del Señor, y él os exaltará". Al mirar hacia Jesús, reconocemos nuestra necesidad de depender de su gracia y nuestra incapacidad de salvarnos a nosotros mismos. En virtud de estas enseñanzas bíblicas, mirar a Cristo es inclinarse ante su soberanía, aceptar su señor Cristo Jesús.

  Cuando miramos a Jesús, no solo lo vemos como un maestro, sino como nuestro Salvador y Señor. Es inclinarnos ante Su gracia, rendirnos ante Su soberanía y humillarnos ante Su amor redentor. Es reconocer nuestra dependencia de Él en cada aspecto de nuestra vida, buscando Su guía y dirección en todo momento.

Mirar Significa Amar

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, entendemos que mirar a Jesús implica amarlo con todo nuestro ser. El verdadero amor hacia Cristo se manifiesta en obedecer Sus mandamientos y seguir Su ejemplo. Es amar a nuestro prójimo, perdonar como Él nos perdona y reflejar Su amor en todas nuestras acciones.

En la enseñanza bíblica, mirar a Jesús es intrínseco al acto de amarlo. En aquel tiempo, Jesús proclamó un mandamiento fundamental: "Ámense los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros" (Juan 13:34, RV). Este versículo resalta el llamado a amar en la misma medida en que Jesús nos ha amado.

Al mirar a Jesús, entendemos el significado real del amor: un amor sacrificial, compasivo y lleno de gracia. Es un amor que va más allá de las palabras, que se manifiesta en nuestras acciones diarias hacia nuestros semejantes, llevando la luz de Cristo a sus vidas.

Te invitamos a leer: 12 Promesas de Dios en La Biblia explicación

Mateo (5:44, RV),

Al considerar el significado de amar mirando a Jesús, cabe mencionar su enseñanza sobre el amor incluso hacia nuestros enemigos. En el Evangelio de Mateo (5:44, RV), Jesús nos insta: "Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen". Este tipo de amor desafía nuestras convenciones humanas y nos llama a reflejar el amor incondicional de Cristo, incluso hacia aquellos que nos tratan injustamente. Amar al mirar a Jesús implica extender el perdón, la compasión y la gracia, tal como Él lo hizo durante su vida terrenal.

Libro de 1 Juan (4:19, RV)

La conexión entre mirar y amar a Jesús se acentúa en el libro de 1 Juan (4:19, RV): "Nosotros amamos porque él nos amó primero". Este versículo destaca el flujo natural del amor: al reconocer y recibir el amor incondicional de Cristo hacia nosotros, somos capacitados para amar a los demás de la misma manera. Mirar a Jesús implica sumergirse en Su amor y permitir que ese amor transforme nuestros corazones, capacitándonos para amar a Dios y al prójimo de manera más profunda y genuina.

Por Qué Debes Fijar la Mira en Jesús

Cristo vive eternamente y Su promesa de vida abundante se manifiesta cuando ponemos nuestra mirada en Él. Al hacerlo, encontramos propósito, paz y salvación. Al poner la mirada en Jesús, hallamos el camino hacia el Padre, la fortaleza en momentos difíciles y la esperanza para un futuro eterno junto a Él.

Fijar la mirada en Jesús es esencial para la fe cristiana, ya que Él es la piedra angular sobre la cual se construye nuestra esperanza y salvación. En aquel tiempo, Jesús mismo afirmó: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14:6, RV). Este pasaje enfatiza la importancia vital de dirigir nuestra mirada y nuestra vida hacia Cristo, quien es el único mediador entre Dios y los hombres.

Además, la fijación de nuestra mirada en Jesús nos otorga una perspectiva eterna sobre la vida terrenal. En el libro de Hebreos (12:2, RV), se nos exhorta: "Fijemos la mirada en Jesús, autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de él soportó la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios". Este versículo nos insta a mantener nuestros ojos en Cristo, recordando Su sacrificio redentor y la promesa de una vida eterna con Él.

Fijar la mirada en Jesús también nos brinda fortaleza en tiempos de dificultad. En el Salmo 121:1-2 (RV), el salmista proclama: "Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra". Este pasaje resalta la confianza en Dios al fijar la mirada en Él en medio de las pruebas, sabiendo que Él es nuestro refugio y fortaleza en todo momento.

Porque debes considerar al decidir ir por Jesús

Poniendo la mirada en cristo que significa

1. Estar dispuesto a someterte y a obedecer, da tres párrafos de esto de enseñanza

En la trayectoria de seguir a Jesús, la disposición a someterse y obedecer es fundamental. En aquel tiempo, Jesús enseñó a sus discípulos sobre la importancia de la obediencia. En el Evangelio de Lucas (9:23, RV), Él dijo: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame". Este llamado a negarse a uno mismo y tomar la cruz implica un compromiso total y una disposición a someterse a la voluntad de Dios, aun cuando implique sacrificio personal.

La obediencia a Jesús también implica seguir Sus mandamientos. En el Evangelio de Juan (14:15, RV), Jesús declaró: "Si me amáis, guardad mis mandamientos". Esta declaración refuerza la conexión intrínseca entre amar a Jesús y obedecer Sus enseñanzas. La disposición a someterse a la autoridad y obedecer Sus mandamientos es un reflejo genuino de amor por Él.

Además, estar dispuesto a someterse a Jesús significa renunciar al control propio y confiar plenamente en Su soberanía. En Proverbios 3:5-6 (RV), se nos instruye: "Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas". Esta actitud de sumisión reconoce que la sabiduría y la dirección verdadera provienen de Dios, no de nuestros propios entendimientos limitados.

La sumisión y la obediencia a Jesús son la base de una relación íntima y fructífera con Él. Estar dispuesto a someterse y obedecer implica un compromiso diario de confiar en Su guía, seguir Su camino y estar en comunión constante con Él, permitiéndole dirigir cada aspecto de nuestras vidas.

2) Estar preparado para poder soportar futuras dificultades:

En el camino de seguir a Jesús, es esencial estar preparado para afrontar las dificultades que puedan surgir. Jesús mismo advirtió a Sus seguidores sobre las tribulaciones que podrían enfrentar por causa de su fe. En el Evangelio de Juan (16:33, RV), Él dijo: "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo". Esta declaración nos insta a estar preparados para enfrentar adversidades, sabiendo que en Cristo encontramos la fortaleza para superarlas.

La preparación para enfrentar dificultades no implica evitarlas, sino más bien estar arraigados en la fe para sobrellevarlas. En la carta de Santiago (1:2-3, RV), se nos anima: "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia". Esta enseñanza destaca la importancia de estar preparados mental y espiritualmente para los desafíos que puedan presentarse, confiando en que a través de ellas, nuestra fe se fortalece y crece.

Reflexión

Además, estar preparado para afrontar dificultades implica confiar en la promesa de la presencia constante de Dios en medio de ellas. En el Salmo 23:4 (RV), el salmista declara: "Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo". Esta verdad reconfortante nos asegura que, si bien las dificultades pueden surgir, no estamos solos, pues Dios está con nosotros brindándonos consuelo, fortaleza y esperanza.

La preparación para enfrentar futuras dificultades como seguidores de Jesús no solo implica la conciencia de su posibilidad, sino también la confianza en la presencia divina que nos sostiene a lo largo del camino. Estar arraigados en esta convicción nos permite perseverar y crecer en nuestra fe, encontrando fortaleza en medio de las pruebas.

Principio del formulario

Reflexión final sobre: Poniendo la mirada en cristo que significa

Hermanos y hermanas en Cristo, pongamos nuestra mirada en Jesús, el autor y consumador de nuestra fe. Que esta reflexión del post: Poniendo la mirada en cristo (que significa) nos motive a buscarle cada día más, a conocerlo profundamente a través de Su Palabra y a compartir Su amor con el mundo que nos rodea. Que el Espíritu Santo nos guíe para mantener nuestra mirada fija en Cristo en todo momento.

Que este mensaje sea un punto de partida para profundizar en la relación con Cristo. Invito a cada uno a sumergirse en las Escrituras, a buscar más enseñanzas sobre poner la mirada en Cristo y a compartir esta verdad transformadora con otros.

Te invitamos a leer: El Prometió Volver | La venida de nuestro señor Jesús

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Poniendo la mirada en cristo que significa", puedes visitar la categoría de "Estudios bíblicos".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir