Palabra de ofrenda, la ofrenda verdadera

Palabra de ofrenda la ofrenda verdadera

Hermanos y hermanas en Cristo, es momento de reflexionar sobre un tema que es fundamental en la vida de todo creyente: La Palabra de ofrenda la ofrenda verdadera. Nos basaremos en las Sagradas Escrituras para comprender la importancia de este acto de adoración y cómo podemos honrar a nuestro Señor a través de él.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

 Como dice en 1 Crónicas 29:14: "Pero ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que podamos darte algo a ti? En verdad, todo es tuyo, y de lo que te hemos dado, te damos".

Índice de contenidos

Que es la ofrenda | Palabra de ofrenda la ofrenda verdadera

La ofrenda, queridos hermanos, es un acto de amor y gratitud hacia Dios. Es nuestra manera de expresarle que reconocemos que todo lo que tenemos proviene de Él y que estamos dispuestos a dar de vuelta parte de lo que nos ha dado. En 2 Corintios 9:7, leemos: "Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre".

Esta cita nos enseña que la ofrenda debe ser un acto voluntario y alegre, no un mero cumplimiento de una norma. Cuando damos con un corazón agradecido, estamos dando la ofrenda verdadera, aquella que honra a Dios y refleja nuestro amor por Él.

Diferencias entre diezmos y ofrendas

Levítico 27:30 “…los frutos de los árboles, son del Señor; son cosa consagrada al Señor"

Es importante comprender las diferencias entre los diezmos y las ofrendas, ya que a menudo se confunden. Los diezmos son el 10% de nuestros ingresos que debemos entregar a la casa del Señor, como se establece en Levítico 27:30: "Y todos los diezmos de la tierra, de la simiente de la tierra, de los frutos de los árboles, son del Señor; son cosa consagrada al Señor". Los diezmos son una forma de mantener la obra de Dios en la iglesia y el sustento de sus siervos.

Números 18:26

Por otro lado, las ofrendas son donativos voluntarios que damos además de los diezmos. En Números 18:26, Dios nos dice: "Hablarás así a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda al Señor el diezmo de los diezmos". Las ofrendas son una expresión adicional de nuestra gratitud y generosidad hacia Dios.

Deuteronomio 14:24

Por otro lado hermanos cristianos, Ee Deuteronomio 14:24, se nos instruye sobre cómo utilizar nuestras ofrendas: "Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que el Señor tu Dios hubiere escogido para poner allí su nombre, cuando el Señor tu Dios te bendijere, venderás aquello que hubieres apartado de tu ganado y de tu alfolí, y tomarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que el Señor tu Dios escogiere". Las ofrendas pueden ser utilizadas para ayudar a los necesitados y para bendición de otros.

2 Crónicas 31:5

Pasemos al versículo 2 Crónicas 31:5, donde vemos cómo los israelitas respondieron generosamente a la ofrenda: "Y luego que se divulgó este mandamiento, los hijos de Israel dieron en abundancia las primicias del grano, del vino, del aceite, de la miel, y de todos los frutos de la tierra; trajeron asimismo el diezmo de todas las cosas en abundancia".

Te invitamos a leer: Acompáñanos a analizar la parábola “El rico insensato”

No se pudo mostrar la tabla.

¿Cómo ofrendar? ¿Qué es lo que Dios más quiere?

Queridos hermanos, es importante preguntarnos cómo podemos ofrendar de una manera que sea agradable a Dios. En Mateo 6:8, Jesús nos enseña: "No, pues, os hagáis semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis". Esto nos revela que Dios conoce nuestras necesidades antes de que las expresemos, por lo que la ofrenda no debe ser vista como una manera de ganar favor con Dios o de manipularlo. En cambio, debe ser un acto de obediencia y amor.

No se pudo mostrar la tabla.

Primeras ofrendas de acuerdo al antiguo testamento

Ahora, hermanos y hermanas, profundicemos en las primeras ofrendas según el Antiguo Testamento. En Levítico 2, encontramos instrucciones detalladas sobre la ofrenda de granos. Estas ofrendas consistían en granos de trigo o harina, y eran una parte importante de la adoración en el templo.

Levítico 2:4

Levítico 2:4 nos dice: "Y cuando ofrecieres ofrenda de presente cocida en horno, será de tortas de flor de harina sin levadura amasadas con aceite, o hojaldres sin levadura untados con aceite". Aquí vemos la importancia de la pureza y la ausencia de levadura en las ofrendas. La levadura es símbolo de pecado, y Dios requería que las ofrendas fueran sin levadura, representando la pureza de Cristo.

Levítico 2:7

Del mismo modo en Levítico 2:7, se nos instruye sobre otra variante de la ofrenda de granos: "Y si tu ofrenda fuere presente de grano cocido en sartén, será de flor de harina sin levadura amasada con aceite". Nuevamente, se destaca la importancia de la ausencia de levadura y la necesidad de que las ofrendas sean preparadas con aceite, que es un símbolo del Espíritu Santo.

Levítico 2:14

Hermanos y hermanas ahora pasemos al libro de Levítico 2:14, encontramos más detalles sobre las ofrendas de granos: "Y cuando ofrecieres al Señor ofrenda de primicias, de espigas verdes tostadas al fuego, trigo desmenuzado, harás tu ofrenda de primicias al Señor". Las ofrendas de primicias eran un reconocimiento de que todo lo que tenían venía de Dios, y esta ofrenda debía ser tostada al fuego, lo que simboliza la purificación y la consagración.

Levítico 2:11

Estimados hermanos y hermanas en Cristo, continúo con la importancia de la sal en las ofrendas, como se nos recuerda en Levítico 2:11: "Y ninguna ofrenda que ofreciereis al Señor será sin levadura; porque ni de levadura ni de miel quemaréis ofrenda para el Señor". La sal, en la Biblia, es un símbolo de la incorrupción y la preservación. Al agregar sal a las ofrendas, estamos recordando que Dios es el único que puede preservar y purificar nuestras vidas.

Las ofrendas de granos

Las ofrendas de granos en el Antiguo Testamento eran una forma de adorar a Dios y reconocer Su provisión en todas las áreas de nuestras vidas. Estas ofrendas eran un recordatorio constante de que todo lo que tenían venía de Él. Y que debían ofrecer lo mejor de lo que tenían en gratitud y reverencia.

Hermanos y hermanas, en virtud de estas enseñanzas bíblicas sobre las ofrendas de granos, debemos considerar cómo podemos aplicar estos principios en nuestra vida cristiana hoy. Aunque ya no ofrecemos ofrendas de granos en un templo físico, todavía podemos presentar ofrendas a Dios en nuestras vidas diarias.

Ofrendas modernas

Nuestras ofrendas modernas pueden incluir nuestro tiempo, talentos y recursos financieros. Cuando damos nuestro tiempo para servir a los demás en el nombre de Cristo, estamos presentando una ofrenda al Señor.

Cuando usamos nuestros talentos y habilidades para glorificar a Dios y ayudar a los necesitados, estamos ofreciendo una ofrenda verdadera. Y cuando compartimos nuestros recursos financieros con la iglesia y con aquellos que necesitan ayuda, estamos obedeciendo el mandato bíblico de dar con un corazón generoso y alegre.

Es importante recordar que nuestras ofrendas deben ser dadas con amor y gratitud, no por obligación. Como se nos dice en 2 Corintios 9:7, "Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre". Dios no quiere que demos de mala gana o por presión, sino que lo hagamos con un corazón alegre y agradecido.

Te invitamos a leer: Significado sobre la ofrenda según la biblia

Reflexión

Queridos hermanos y hermanas, al reflexionar sobre la ofrenda verdadera y las enseñanzas bíblicas relacionadas. Recordemos que todo lo que tenemos proviene de Dios, y Él merece nuestra adoración y gratitud. Sigamos dando generosamente de lo que Él nos ha dado, no solo en términos de recursos materiales, sino también de amor, servicio y devoción.

Hermanos y hermanas en Cristo, ahora profundizaremos en dos tipos adicionales de ofrendas que se encuentran en el Antiguo Testamento: la ofrenda por el pecado y la ofrenda de paz. Estas ofrendas también tienen significados espirituales profundos y lecciones que podemos aplicar en nuestra vida cristiana.

Ofrenda por el pecado

La ofrenda por el pecado era una forma específica de ofrenda que se presentaba para expiar o purificar a una persona delante de Dios. Cuando había cometido un pecado involuntario o sin intención. Esta ofrenda era un acto de arrepentimiento y búsqueda de la reconciliación con Dios.

En Levítico 4:27-28, encontramos una referencia a la ofrenda por el pecado: "Si alguno de la gente de la tierra pecare por yerro, haciendo algo que no debe hacer, y pecare, trayendo en ofrenda al Señor un macho de las cabras por su pecado que cometió, traerá a la puerta del tabernáculo de reunión, en expiación de su delito, y lo ofrecerá al Señor". Esta ofrenda era un recordatorio de que todos somos propensos a pecar y que debemos buscar la purificación y la restauración a través del sacrificio.

La enseñanza que podemos extraer de la ofrenda por el pecado es que el arrepentimiento y la confesión de nuestros pecados son fundamentales en nuestra relación con Dios. Debemos reconocer nuestras faltas y buscar Su perdón y gracia. Jesús, nuestro Señor y Salvador, es el sacrificio perfecto que nos purifica de todos nuestros pecados. Pero debemos acudir a Él con un corazón contrito y humillado.

Ofrenda de paz | La palabra de ofrenda (la ofrenda verdadera)

La ofrenda de paz, como su nombre indica, se presentaba como un acto de gratitud y comunión con Dios. Esta ofrenda simbolizaba la paz y la comunión que el adorador tenía con Dios y con los demás creyentes. Era una expresión de gozo y agradecimiento por la paz que Dios otorga a aquellos que le sirven.

Humanos si hacemos referencia a Levítico 7:12 nos habla de la ofrenda de paz: "Si ofreciere su ofrenda por acción de gracias, ofrecerá con la ofrenda de acción de gracias tortas sin levadura amasadas con aceite, hojaldres sin levadura untados con aceite, y flor de harina frita con aceite". Esta ofrenda incluía una variedad de alimentos que representaban la abundancia y la prosperidad que Dios había proporcionado.

En Levítico 7:16, se destaca la importancia de compartir esta ofrenda: "Y si su ofrenda fuere voto, o ofrenda voluntaria, en el día que ofrezca su ofrenda, se comerá; y lo que de ella quedare, comeráse también al día siguiente". Comer juntos de la ofrenda de paz era un acto de comunión y unidad entre los adoradores.

Por qué las ofrendas de sacrificio no se realizan en la actualidad

Hermanos y hermanas en Cristo, en nuestra búsqueda de comprender la relevancia de las ofrendas de sacrificio en la actualidad, recurrimos a las Escrituras para obtener una guía clara. En Hebreos 10:10, encontramos una perspectiva importante sobre este tema: "Y en virtud de esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre".

Este versículo nos enseña que la ofrenda de sacrificios del Antiguo Testamento, que involucraba la sangre de animales. Fue completada y cumplida de manera definitiva por el sacrificio de Jesucristo en la cruz. Su muerte y resurrección constituyen la ofrenda perfecta y eterna que nos santifica y nos reconcilia con Dios. Como resultado, no estamos obligados a continuar realizando sacrificios de animales como se hacía en el Antiguo Testamento. Ya que Cristo cumplió completamente ese propósito.

El apóstol Pablo también nos ofrece una perspectiva en Romanos 12:1: "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional".

En este versículo, Pablo nos llama a presentar nuestros cuerpos como un "sacrificio vivo". Esto significa que nuestra vida diaria, nuestras acciones y nuestra adoración a Dios deben ser un testimonio vivo de nuestra fe en Jesucristo. No se trata de ofrecer sacrificios de animales, sino de ofrecer nuestra devoción y servicio a Dios en todas las áreas de nuestras vidas.

Reflexión final sobre la palabra de ofrenda (la ofrenda verdadera)

Palabra de ofrenda la ofrenda verdadera

La enseñanza que encontramos en la ofrenda de paz es que debemos ser agradecidos por la paz que Dios nos brinda y compartir esa paz con los demás. Nuestra relación con Dios nos llena de gozo y gratitud, y debemos expresar esa gratitud a través de la comunión con nuestros hermanos en la fe y compartiendo con aquellos que están en necesidad.

La ofrenda verdadera es un acto de amor y gratitud hacia Dios, que reconocemos como el dueño de todo. Distinguimos entre los diezmos y las ofrendas, entendiendo que los diezmos son el 10% que debemos dar, mientras que las ofrendas son donativos voluntarios.

Aprendemos de las ofrendas de granos en el Antiguo Testamento, que simbolizan pureza, consagración y gratitud. Y recordamos que nuestras ofrendas deben ser dadas con un corazón alegre y agradecido, como un acto de adoración a nuestro amado Señor.

Que estas reflexiones nos motiven a ser dadores alegres y generosos, y que nuestras ofrendas reflejen nuestro amor y devoción a Cristo, para la gloria de Dios. Cristo vive, amados hermanos en Cristo, y en su nombre damos estas ofrendas. Aleluya.

Te invitamos a leer: Los 8 versículos para Orar por Las Ofrendas | Explicación y Citas bíblicas

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Palabra de ofrenda, la ofrenda verdadera", puedes visitar la categoría de "Oraciones".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir