Enseñanzas de la Biblia | Lucas 10 38-42: Historia de Marta y María

Lucas 10 38-42: Historia de Marta y María

Hermanos y hermanas, ¡paz sea con todos vosotros! Hoy nos reunimos alrededor del púlpito, para sumergirnos en un pasaje bíblico profundamente significativo de Lucas 10 (38-42) historia de Marta y María. Este relato, con sus enseñanzas espirituales y reflexiones, toca los corazones de los creyentes y nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con nuestro Señor, Jesucristo.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...
Índice de contenidos

Lucas 10 38-42: Historia de Marta y María

Hermanos en Cristo, mientras Cristo caminaba por la tierra, llegó a una aldea donde una mujer llamada Marta lo recibió en su casa con gozo y gratitud. Marta, con un espíritu generoso y hospitalario, se esforzó por atender todas las necesidades del Maestro. Sirviendo diligentemente en cada detalle para que nada le faltara.

¡Cuántas veces, amados hermanos cristianos, nos encontramos en la posición de Marta! Sumergidos en las tareas y responsabilidades de la vida diaria, dedicados a servir al Señor en el ministerio, en nuestras familias y en nuestra comunidad. En nuestra búsqueda de servir, a veces podemos perder de vista la esencia misma de la presencia de Cristo en nuestras vidas. Con todas las mejores intenciones, podemos distraernos con quehaceres y preocupaciones, olvidando la importancia de simplemente estar en su presencia.

Aquí es donde entra en escena María, la hermana de Marta. Mientras Marta se ocupaba afanosamente, María se sentó a los pies de Jesús y escuchaba atentamente sus enseñanzas. En lugar de ocuparse en servir, María eligió dedicar su tiempo y corazón a estar en comunión con el Maestro. Esta elección, tan aparentemente simple, reveló una sabiduría profunda y una comprensión de lo que realmente importa.

Reflexión

En verdad, hermanos en Cristo, no podemos dejar pasar por alto el mensaje que este pasaje bíblico nos trae. No se trata de menospreciar el servicio o menospreciar las responsabilidades que se nos confían; de ninguna manera. La Palabra de Dios nos insta a servir con diligencia y amor en todo lo que hagamos, para la gloria de Dios y el bienestar de los demás.

Sin embargo, en aquel tiempo, y en nuestro tiempo también, hay un peligro real de perder de vista al Cristo vivo mientras corremos ocupados de un lado a otro. Cuando nuestras ocupaciones nos alejan de una relación personal y cercana con Jesús, estamos perdiendo el foco. La presencia de Cristo es lo más importante, y todo servicio debe surgir desde esa comunión con Él.

En virtud de Lucas 10 38-42: Historia de Marta y María, podemos aprender valiosas lecciones. Evidentemente, Dios valora tanto el servicio como la devoción. Marta y María representan dos aspectos esenciales de nuestra vida cristiana: el servicio activo y la contemplación adoradora.

¿Estamos orando y en comunión con Dios como debería?

En vez de ver estas dos dimensiones como opuestas o contradictorias, deberíamos entender que se complementan entre sí. En cierto modo, el servicio surge de la comunión con Cristo. Solo cuando estamos en comunión con nuestro Señor podemos servir con amor genuino y sin egoísmo. Nuestra labor debe enraizarse en una relación profunda con Cristo, como la vida que da fruto al permanecer unida a la vida verdadera.

Cabe mencionar que ambos aspectos son necesarios, y cada uno tiene su momento y lugar. Del mismo modo, cuando nos encontramos en medio de nuestras responsabilidades y nos sentimos abrumados, es imperativo recordar el ejemplo de María. Tomar tiempo para sentarnos a los pies de Jesús, para escuchar su Palabra y abrir nuestros corazones en adoración. Nos fortalece y renueva nuestras fuerzas.

En todo caso, hermanos y hermanas, al reflexionar sobre esta historia, debemos considerar cómo equilibramos nuestro servicio y nuestra adoración. ¿Estamos tan ocupados con las preocupaciones de este mundo que hemos dejado de lado nuestra vida de oración y comunión con el Señor? ¿O nos hemos sumido en una espiritualidad pasiva, olvidando la importancia de poner nuestras manos a la obra en el servicio a los demás?

En consecuencia, busquemos esa armonía en nuestras vidas, siguiendo el ejemplo de Marta y María. Entendiendo que nuestra devoción y nuestro servicio son ofrendas preciosas para nuestro Salvador. Que podamos encontrar el equilibrio, a fin de cuentas, entre el servicio diligente y la adoración ferviente, para que podamos crecer en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Cristo vive y nos inspira en nuestras vidas

Así pues, hermanos y hermanas, en este día, hagamos un compromiso. Que cada paso que demos, cada tarea que realicemos, sea una oportunidad para servir a nuestro Dios con amor y dedicación. Y que cada momento que tengamos, cada instante libre, sea una ocasión para sentarnos a los pies de Jesús y recibir de su Palabra y de su presencia.

En cierto modo, nuestro caminar con Cristo es un viaje de equilibrio y discernimiento, una danza entre el servicio y la adoración. Entre muchas más historias y parábolas en la Biblia, esta de Marta y María es un recordatorio poderoso de la importancia de mantener nuestro enfoque en Cristo. Pues nos anima a buscar su rostro antes de cualquier otra cosa.

En comparación con muchas filosofías y religiones del mundo, nuestro cristianismo evangélico nos llama a centrarnos en la persona de Jesucristo. En Su sacrificio redentor y en la esperanza de Su venida. En nuestro púlpito y en nuestras vidas, afirmamos con alegría que Cristo vive, y es Él quien nos inspira y guía en cada paso del camino.

Te invitamos a  leer: 20 mujeres en la biblia que son referencia en la Iglesia cristiana

Por otro lado, no podemos olvidar que nuestra relación con Jesucristo debe reflejarse también en nuestra relación con los demás. En última instancia, la fe sin obras está muerta, y nuestra fe activa en Cristo se manifiesta a través del servicio amoroso a los demás.

Lucas 10:39 | Lucas 10 38-42 Historia de Marta y María

Hermanos y hermanas, continuemos profundizando en la historia de Marta y María, y exploremos los versículos restantes en el Evangelio de Lucas, capítulo 10: Versículo 39: "Y esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra." (Lucas 10:39)

Reflexión: Aquí vemos a María, tomando una postura de humildad y reverencia ante el Maestro. Ella escogió sentarse a los pies de Jesús y dedicar su tiempo a escuchar su Palabra. En ese acto sencillo, María demostró una gran sabiduría. Comprendió que lo más importante en ese momento era recibir enseñanzas directamente de Jesús, alimento para su alma que superaba cualquier otra ocupación.

Lucas 10:40

Por otro lado hermanas y hermanos, en el versículo 40: "Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude." (Lucas 10:40)

Reflexión: Observamos la preocupación de Marta por los quehaceres y responsabilidades que tenía entre manos. Su corazón estaba lleno de buenas intenciones, pero en su ansiedad, perdió de vista el propósito central de la visita de Jesús. Es comprensible que Marta se sintiera abrumada, pero su actitud revela una falta de comprensión sobre lo que era más importante en ese momento.

Te invitamos a leer: Adoctrínate con las claves para ser un verdadero adorador

Lucas 10:41-42

Seguimos hermanos cristianos escudriñando la biblia yendo al versículo 41-42: "Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." (Lucas 10:41-42)

Reflexión: Jesús, en su sabiduría y amor, respondió a Marta con ternura pero también con una corrección necesaria. Él reconoció sus buenas intenciones y su afán por servir, pero señaló que lo más importante era concentrarse en lo esencial. La "buena parte" que María había elegido era dedicar tiempo a estar en la presencia del Maestro, escuchando Su Palabra. Esta elección, esta comunión con Jesús, era lo que nunca le sería quitado.

Juan 11:5

Así como vemos en Juan 11:5 que Jesús amaba a Marta, María y Lázaro, podemos comprender que Su amor no está basado en nuestras acciones o méritos, sino en Su gracia inmerecida hacia nosotros. Marta y María eran amadas por Él, y Su deseo era que ambas entendieran la importancia de mantener esa comunión y relación con Él en todo momento.

Juan 11:32

Hermanos en Cristo, Juan 11:32 también nos muestra el profundo vínculo emocional de Jesús con Sus amigos Marta y María. En la muerte de Lázaro, vemos a María afligida y angustiada, y Jesús mismo se conmueve hasta las lágrimas. Esta relación cercana entre el Maestro y Sus discípulos es un ejemplo vivo de la intimidad que podemos tener con Él si dedicamos tiempo para estar en sus zapatos, para caminar junto a Él, para conocerlo profundamente.

Lucas 4:1-12 y Romanos 8

Continuamos esta enseñanza haciendo mención de Lucas 4:1-12, la Palabra nos brinda sabiduría al relatar el tiempo en que Jesús fue tentado en el desierto. Él resistió las tentaciones del diablo citando las Escrituras. Nos enseña que cuando enfrentamos desafíos y tentaciones, podemos vencer al enemigo si permanecemos arraigados en la Palabra de Dios. Y en una comunión constante con Él.

Si bien Romanos 8 es un capítulo lleno de promesas para los creyentes. Nos recuerda que, en Cristo Jesús, no hay condenación para aquellos que caminan conforme al Espíritu, que somos coherederos con Cristo y que nada puede separarnos del amor de Dios. En el contexto de la historia de Marta y María, esto nos lleva a comprender que, en nuestra búsqueda de estar en los zapatos de Jesús, podemos confiar en Su guía y presencia constante.

No se pudo mostrar la tabla.

Reflexión general sobre Lucas 10 38-42: Historia de Marta y María

Hermanos y hermanas, este pasaje de Lucas 10:38-42 historia de Marta y María nos llama a reflexionar sobre nuestra relación con Jesús. Nos desafía a encontrar el equilibrio entre el servicio diligente y la adoración ferviente. Y a recordar que nuestra comunión con Cristo es la base de todo lo que hacemos. Que podamos aprender de María a sentarnos a los pies de Jesús y nutrir nuestra alma con su Palabra, mientras seguimos el ejemplo de Marta en servir a otros con amor y dedicación.

Les invitamos a profundizar en este tema y a seguir explorando la riqueza de la Palabra de Dios. Visiten Diospadrenuestro.com. Donde encontrarán recursos adicionales para su crecimiento espiritual y para seguir reflexionando sobre el significado de estar en los zapatos de Jesús. Que nuestras vidas sean testimonios vivientes del amor y la gracia de nuestro Salvador, ¡Aleluya!

Amados hermanos y hermanas, esta historia de Marta y María es un llamado a la reflexión, un recordatorio para todos nosotros de mantener el equilibrio entre el servicio y la adoración. Es un llamado a poner a Cristo en el centro de nuestras vidas y permitir que Su amor y gracia nos guíen en todo momento.

Te invitamos a leer: Reflexión: la Mujer Samaritana (Juan 4: 1-42)

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Enseñanzas de la Biblia | Lucas 10 38-42: Historia de Marta y María", puedes visitar la categoría de "Versículos".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir