Los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor

Los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor

En la vida espiritual de cada creyente, la fe en Jesucristo es el cimiento sobre el cual edificamos nuestra relación con Dios, estudiaremos un poco sobre los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor. Sin embargo, a lo largo de nuestra travesía de fe, nos encontramos con obstáculos y desafíos que amenazan con apartarnos del camino que nos lleva más cerca del Señor.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

Estos obstáculos, conocidos como "los enemigos de la fe", son fuerzas sutiles pero poderosas que pueden socavar nuestra relación con Dios y debilitar nuestra fe en Él.En este post cristiano, exploraremos en detalle estos enemigos de la fe que a menudo operan en las sombras, pero que, sin duda, influyen en nuestra relación con el Señor.

Índice de contenidos

Los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor

Los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor

A través de la sabiduría de las Escrituras y una profunda reflexión espiritual, aprenderemos a identificar y superar estos obstáculos para mantener una fe firme y sólida en Jesucristo. Acompáñanos en este viaje de descubrimiento y fortalecimiento de nuestra fe, mientras exploramos cómo podemos enfrentar y vencer los enemigos que intentan apartarnos del Señor.

Te invitamos a leer: Analicemos el significado del versículo “El justo por la fe vivirá”

Cuáles son Los enemigos de la fe

En la Iglesia Cristiana Evangélica, la fe en Jesucristo es un fundamento sólido sobre el cual construimos nuestras vidas espirituales. Sin embargo, en nuestra travesía de fe, debemos ser conscientes de los enemigos que acechan, obstáculos que pueden separarnos de la relación profunda que buscamos con nuestro Señor.

A lo largo de la Biblia, encontramos versículos que nos alertan sobre estos enemigos de la fe. Mateo 6:25-33, por ejemplo, nos enseña a no preocuparnos por las necesidades materiales de la vida, sino a buscar primero el Reino de Dios. Pero, ¿cuáles son estos enemigos de la fe que pueden apartarnos de esta búsqueda primordial?

Mateo 6: 25-33

Cristo vive en nosotros, y es a través de Su enseñanza que debemos discernir y confrontar estos enemigos. Mateo 8:23-26 relata cómo Jesús calmó una tormenta furiosa con una sola palabra. Aquí, vemos la importancia de confiar en Él, incluso en medio de las circunstancias más desafiantes.

Mateo 8: 23-26 (NVI): "Después Jesús subió a un barco y sus discípulos lo siguieron. De pronto, se desató en el mar una tormenta tan grande que las olas cubrían el barco, pero Jesús dormía. Los discípulos se acercaron y lo despertaron, diciendo: '¡Señor, sálvanos, que nos hundimos!' Él les respondió: '¡Hombres de poca fe! ¿Por qué tienen miedo?' Entonces, se levantó, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma."

En aquel tiempo, Jesús nos mostró que la ansiedad y el miedo pueden ser enemigos de nuestra fe. En lugar de angustiarnos por las dificultades, debemos clamar a Dios en busca de Su paz y protección. Pasemos al siguiente versículo, Mateo 14:30-31, donde Pedro camina sobre las aguas, pero cuando duda, comienza a hundirse. Esta duda es un reflejo de la inseguridad que puede nublar nuestra fe.

Mateo 14: 30-31

Mateo 14: 30-31 (NVI): "Pero al ver el viento fuerte, tuvo miedo y, comenzando a hundirse, gritó: '¡Señor, sálvame!' Al momento, Jesús extendió la mano y lo sostuvo. 'Hombre de poca fe', le dijo, '¿por qué dudaste?'"

Claramente este pasaje nos enseña que la duda y la falta de confianza pueden ser enemigos mortales de la fe. En cambio, debemos mantener nuestros ojos en Jesús y confiar en Su poder y soberanía, diciendo "¡Señor, sálvame!" En Mateo 16:6, Jesús advierte a Sus discípulos sobre la levadura de los fariseos y saduceos, una metáfora para la hipocresía y la falta de sinceridad en la fe.

Mateo 16: 6

Mateo 16: 6 (NVI): "Jesús les advirtió: 'Tengan cuidado con la levadura de los fariseos y de los saduceos.'"

En consecuencia, la hipocresía y la falta de sinceridad en nuestra fe pueden debilitarla. Debemos ser auténticos en nuestra relación con Dios, buscando una fe genuina y sincera. Del mismo modo, en Mateo 16:7-12, Jesús les recuerda a Sus discípulos cómo alimentó a miles con unos pocos panes y peces, pero ellos discuten sobre la levadura de los fariseos. Aquí, vemos cómo la falta de fe en el poder de Dios puede ser un enemigo de nuestra fe.

Mateo 16: 7-12

Mateo 16: 7-12 (NVI): "Comenzaron a discutir entre ellos, diciendo: 'Es porque no trajimos pan'. Dándose cuenta de lo que estaban hablando, Jesús les dijo: '¡Hombres de poca fe! ¿Por qué están discutiendo entre ustedes por no haber traído pan? ¿Todavía no entienden ni comprenden? ¿Tienen tan endurecido su corazón? ¿Tienen ojos y no ven, y oídos y no oyen? ¿No recuerdan cuántas canastas de pedazos recogieron cuando alimenté a los cinco mil? ¿Ni cuántas cestas recogieron cuando alimenté a los cuatro mil?'"

A fin de cuentas, este pasaje nos muestra que la incredulidad en el poder de Dios puede socavar nuestra fe. Debemos recordar sus maravillas y confiar en que Él es capaz de suplir todas nuestras necesidades.

Los enemigos de la fe que nos impiden y nos frenan en seguir a Dios

La pereza como enemigo de la fe

Los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor

La pereza es uno de los enemigos de la fe que puede alejarnos de nuestro propósito en Cristo. Proverbios 13:4 nos advierte que el alma del perezoso tiene deseos y nada alcanza, pero el alma de los diligentes será prosperada.

Proverbios 13: 4

Proverbios 21:25 (NVI): "El perezoso se hunde en el sueño, y su mano se niega a llevarse a la boca."

Hermanos y hermanas, la pereza puede impedirnos avanzar en nuestra vida espiritual. Debemos ser diligentes en nuestra búsqueda de Dios, orando, estudiando Su Palabra y sirviendo en Su Reino para crecer en nuestra fe. Asimismo, Proverbios 21:25 nos recuerda que los deseos del perezoso lo matan, porque sus manos se niegan a trabajar.

Proverbios 21:25

Proverbios 13:4 (NVI): "El alma del perezoso tiene deseos y nada alcanza, pero el alma de los diligentes será prosperada."

En comparación con el versículo anterior, este pasaje destaca cómo la pereza puede llevar a la inacción, lo que finalmente puede resultar en la muerte espiritual. Debemos ser activos en nuestra fe, buscando constantemente crecer y madurar en Cristo.

Nuestra forma de pensar como enemigo de la fe

Nuestra mente es un campo de batalla crucial en nuestra vida de fe. Mateo 14:29-31 narra el episodio en el que Pedro camina sobre el agua, pero cuando ve el viento fuerte, comienza a hundirse. Aquí, vemos cómo nuestros pensamientos pueden socavar nuestra fe.

Mateo 14: 29-31

Mateo 14: 29-31 (NVI): "Él [Pedro] le dijo: 'Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti sobre el agua'. Jesús le dijo: 'Ven'. Pedro salió de la barca y caminó sobre el agua hacia Jesús. Pero, al sentir el viento fuerte, tuvo miedo y, comenzando a hundirse, gritó: '¡Señor, sálvame!' Al momento, Jesús extendió la mano y lo sostuvo. 'Hombre de poca fe', le dijo, '¿por qué dudaste?'"

La duda y el miedo, alimentados por nuestros pensamientos, pueden ser enemigos formidables de la fe. En cambio, debemos renovar nuestra mente con la verdad de la Palabra de Dios, confiando en Su fidelidad y poder. De igual manera, Mateo 17:19-20 relata cómo los discípulos no pudieron expulsar un demonio debido a su incredulidad. Jesús les dice que, si tienen fe como un grano de mostaza, nada les será imposible.

Mateo 17: 19-20

Mateo 17: 19-20 (NVI): "Entonces los discípulos se acercaron a Jesús en privado y le preguntaron: '¿Por qué nosotros no pudimos echar fuera ese demonio?' Él les respondió: 'Porque ustedes tienen poca fe. Les aseguro que, si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decir a este monte: 'Trasládate de aquí para allá', y se trasladará. Nada les será imposible.'"

La incredulidad es otro enemigo que puede impedirnos experimentar el poder de Dios en nuestra vida. Debemos alimentar nuestra fe, aunque sea del tamaño de un grano de mostaza, confiando en que Dios puede hacer lo imposible.

Te invitamos a leer: Dios sanando las heridas del alma de los perdidos en la fe

La apatía

La apatía es un enemigo que puede llevarnos a la indiferencia espiritual. Proverbios 12:24 nos advierte que la mano del diligente dominará, pero la mano negligente será tributaria.

Proverbios 12:24

Proverbios 12:24 (NVI): "La mano del diligente dominará, pero la mano negligente será tributaria."

Ciertamente, la apatía es un enemigo que empobrece nuestra vida espiritual. Debemos ser diligentes en nuestra relación con Dios, evitando la negligencia espiritual y siendo activos en nuestra búsqueda de crecimiento espiritual. Por otro lado, Proverbios 10:4 nos recuerda que la mano del negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece.

Así, entre estas figuras, la apatía es una amenaza que puede llevarnos a la pobreza espiritual. Como creyentes, no podemos permitirnos ser negligentes en nuestra búsqueda de una relación más profunda con Dios. En lugar de eso, debemos ser diligentes, comprometidos y apasionados en nuestra fe, confiando en que Dios enriquecerá nuestras vidas espirituales y nos bendecirá abundantemente.

No se pudo mostrar la tabla.

Principios para desarrollar la actitud vencedora de Jesucristo

En nuestra lucha contra los enemigos de la fe, es fundamental buscar la actitud vencedora de Jesucristo como nuestro modelo. Jesús enfrentó pruebas y desafíos inimaginables durante Su vida en la tierra, y sin embargo, mantuvo una actitud de victoria en todo momento. Aprendamos de Él cómo desarrollar esta actitud vencedora.

Reflexión final sobre los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor

La primera reflexión que debemos considerar es la importancia de mantener nuestros ojos en Jesús en medio de las tormentas de la vida. En Mateo 14:30-31, cuando Pedro camina sobre las aguas, comienza a hundirse cuando duda y mira las olas turbulentas. Sin embargo, al clamar a Jesús, es salvado. Esta lección nos enseña que, aunque las tormentas de la vida puedan sacudir nuestra fe, debemos mantener nuestros ojos en nuestro Salvador, confiando en Su poder y soberanía.

Reflexión 2:

En la segunda reflexión, nos centramos en el poder de la fe como un grano de mostaza, como se menciona en Mateo 17:19-20. La incredulidad de los discípulos les impidió expulsar a un demonio, y Jesús les recordó que si tenían fe del tamaño de un grano de mostaza, nada les sería imposible. Aquí, la lección es que debemos nutrir y fortalecer nuestra fe, sin importar cuán pequeña parezca, confiando en que Dios puede hacer milagros en nuestras vidas cuando confiamos en Él con sinceridad y humildad.

En la Iglesia Cristiana Evangélica, debemos estar alerta a los enemigos de la fe que amenazan nuestro crecimiento espiritual, como la ansiedad, la duda, la incredulidad y la apatía. Al mismo tiempo, debemos buscar la actitud vencedora de Jesucristo, manteniendo nuestros ojos en Él en medio de las pruebas y fortaleciendo nuestra fe, sin importar cuán pequeña parezca. Con la ayuda de Dios, podemos superar estos enemigos y seguir creciendo en nuestra relación con Él. ¡Para la gloria de Dios, amados hermanos y hermanas en Cristo!

Te invitamos a leer: Héroes de la fe en la Biblia

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Los enemigos de la fe: Lo que nos aparta del señor", puedes visitar la categoría de "Estudios bíblicos".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir