Significado sobre la ofrenda según la biblia

Significado sobre la ofrenda según la biblia

¡Hermanos y hermanas en Cristo, que la paz y la gracia de nuestro Señor Jesucristo estén con todos vosotros! Es un gozo y un privilegio estar aquí hoy, en este sagrado púlpito, para compartir con ustedes las enseñanzas de la Palabra de Dios sobre el significado de la ofrenda según la Biblia. Aleluya, porque la ofrenda es una manifestación de nuestra gratitud y amor a nuestro amado Salvador.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

En el libro de Génesis 4, encontramos un pasaje que nos habla de Caín y Abel, los hijos de Adán y Eva. Ambos trajeron ofrendas a Dios, pero la diferencia en sus corazones fue evidente. Abel ofreció a Dios lo mejor de sus rebaños, mientras que Caín presentó una ofrenda de los frutos de la tierra sin el mismo corazón generoso y agradecido que su hermano. Claramente este pasaje nos enseña que la ofrenda no es simplemente un acto externo, sino una cuestión del corazón.

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, comprendemos que la ofrenda no es una simple obligación o un deber mecánico; más bien, es un acto de adoración, de reconocimiento de que Cristo vive y de que todas nuestras bendiciones provienen de Él. Por consiguiente, al traer nuestra ofrenda al altar, debemos hacerlo con gozo y gratitud en nuestros corazones, para la gloria de Dios y en obediencia a su Palabra.

En cambio, debemos evitar traer nuestras ofrendas con actitudes egoístas o indiferentes, como lo hizo Caín. En cierto modo, al hacerlo, menospreciamos la generosidad y el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo en la cruz por nosotros. Por otro lado, cuando damos con un corazón dispuesto y alegre, demostramos nuestra dependencia de Dios y nuestra confianza en su provisión.

Índice de contenidos

Libro de génesis 4: La ofrenda según la Biblia

“Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda"

Ciertamente, hermanos, la ofrenda no se trata únicamente de dinero o posesiones materiales; también puede incluir nuestro tiempo, talentos y recursos espirituales. En aquel tiempo, Jesús enseñó a sus discípulos sobre el dar, y nos alienta a dar con amor y desinterés. Para la gloria de Dios, amados hermanos cristianos, nuestras ofrendas son una manera de participar en su obra en la tierra. Apoyando el ministerio de la iglesia y compartiendo el evangelio con el mundo perdido.

En verdad, el principio del dar está arraigado en la naturaleza misma de Dios. Él nos dio a su Hijo amado, Jesucristo, como ofrenda suprema para la reconciliación con Él. Del mismo modo, nosotros, como seguidores de Cristo, debemos ser generosos y desinteresados en nuestras ofrendas. Reflejando el amor y la gracia que hemos recibido.

Evidentemente, en comparación con el versículo que mencionamos al principio, vemos cómo las ofrendas de Caín y Abel revelaron el estado de sus corazones ante Dios. Abel, por fe, ofreció un sacrificio agradable a Dios, mientras que Caín, por falta de fe, no encontró gracia en sus ofrendas. Entre ellas figura la importancia de acercarnos a Dios con un corazón humilde y agradecido, reconociendo que todo lo que tenemos proviene de Él.

Reflexión

En consecuencia, hermanos cristianos, la ofrenda es una oportunidad para crecer en nuestra relación con Dios. Al dar libremente y con alegría, aprendemos a confiar en Su provisión y a depender menos de las riquezas terrenales. Como decíamos, la ofrenda no es un mero acto religioso, sino un acto de fe y obediencia a nuestro Señor Jesucristo.

Por otro lado, otro principio importante referente a la ofrenda según la Biblia: la ofrenda debe ser dada de manera planificada y regular. En todo caso, no deberíamos dar de manera impulsiva o esporádica, sino de acuerdo con nuestras posibilidades y con un corazón dispuesto. Así pues, debemos orar y reflexionar sobre nuestras ofrendas, buscando la guía del Espíritu Santo para dar según su voluntad.

Corintios 9:6-7 | Dar las ofrendas con alegría y generosidad

En cierta manera, la ofrenda es un acto de culto que involucra nuestra devoción a Dios y nuestro compromiso con su obra en la tierra. Entre muchas más enseñanzas bíblicas, encontramos en 2 Corintios 9:6-7 una exhortación inspiradora: "Pero esto digo: El que siembra escasamente, escasamente también segará; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre".

Claramente, este pasaje nos recuerda que nuestras ofrendas deben ser dadas con alegría y generosidad. Más no como una carga, sino como una expresión de nuestro amor y devoción a Dios. Así pues, hermanos en Cristo, al traer nuestras ofrendas al altar, hagámoslo con gozo, sabiendo que estamos sembrando en el Reino de Dios. Y que Él recompensará abundantemente nuestra fidelidad.

En todo caso, amados hermanos cristianos, la ofrenda es una oportunidad para reflejar la imagen de nuestro Señor Jesucristo en nuestra vida diaria. Como Él mismo dijo: "Más bienaventurado es dar que recibir" (Hechos 20:35). En cambio, si nos aferramos a nuestras posesiones y no estamos dispuestos a compartir con los demás, nos estamos alejando del corazón de Dios.

Reflexión

Así pues, en vista de estas reflexiones, recordemos siempre que nuestras ofrendas son una manera tangible de demostrar nuestro amor a Dios y nuestro compromiso con su obra. Del mismo modo, nuestras ofrendas son una oportunidad para participar en la extensión del evangelio a los perdidos. Para que más personas puedan experimentar la salvación en Cristo.

Por consiguiente, en virtud de la gracia y el amor de Dios, al traer nuestras ofrendas, estemos dispuestos a dar con generosidad y desinterés. Confiando en que Él suplirá todas nuestras necesidades. Como decíamos, la ofrenda no es solo una cuestión de dinero, sino una expresión de nuestro corazón hacia nuestro Salvador.

No se pudo mostrar la tabla.

8 Principios de Dar la Ofrenda

Hermanos y hermanas en Cristo, a continuación 8 principios de Dar la Ofrenda, reflexionaremos sobre la esencia espiritual de la ofrenda y cómo estos principios nos guían hacia una ofrenda verdaderamente significativa y para la gloria de Dios.

1. La ofrenda no es material sino espiritual: La ofrenda según la Biblia

Cuando hablamos de ofrenda, no solo se trata de dinero o posesiones terrenales, sino de un acto espiritual que refleja nuestra devoción y dependencia en Dios. Es más que un simple gesto externo, es una expresión de nuestro amor y gratitud hacia nuestro Padre celestial. En consecuencia, debemos ofrendar con corazones dispuestos y alegres. Comprendiendo que todo lo que tenemos proviene de Él, por ende, no se trata solo de lo que damos, sino del corazón con el que damos.

En verdad, la ofrenda es un acto de fe, en el que confiamos en que Dios suplirá todas nuestras necesidades según su voluntad. Al dar nuestra ofrenda, reconocemos que todo lo que tenemos le pertenece a Él, y estamos dispuestos a administrar fielmente lo que Él nos ha dado. Como hijos e hijas del Altísimo, comprendemos que el verdadero tesoro está en los cielos, no en las riquezas terrenales.

Te invitamos a leer: Los 8 versículos para Orar por Las Ofrendas | Explicación y Citas bíblicas

2. Todo lo que damos le pertenece a Dios

Evidentemente hermanos en Cristo, en la Biblia, se nos enseña que todo lo que tenemos proviene de Dios. Somos simples administradores de sus bendiciones y recursos. Por lo tanto, cuando ofrendamos, no lo hacemos para ganarnos un lugar especial en Su reino o para impresionar a otros, sino para demostrar nuestra fidelidad y gratitud hacia Él. Así pues, en vez de aferrarnos a nuestras posesiones, debemos aprender a ser mayordomos sabios y generosos, reconociendo que todo lo que tenemos le pertenece a Dios.

Hermanos en Cristo, el dar nuestras ofrendas con un corazón agradecido y generoso nos ayuda a liberarnos de la avaricia y el amor al dinero. En cambio, nos permite experimentar la libertad y la paz que provienen de confiar en la provisión de nuestro Padre celestial. Del mismo modo, aprendemos a valorar más las cosas eternas que las cosas temporales, reconociendo que nuestro verdadero tesoro está en Cristo.

3. Ofrenda sin obtener nada a cambio sino por corazón (Ef. 1:3)

 En Efesios 1:3 leemos: "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo". Así pues, cuando ofrendamos, no lo hacemos esperando obtener algo a cambio, sino como una expresión de nuestro amor y devoción a Dios. No buscamos recompensas terrenales, sino almacenamos tesoros en los cielos.

Claramente este pasaje nos recuerda que nuestra ofrenda debe ser dada con desinterés y amor incondicional, sin esperar recibir algo material a cambio. La verdadera recompensa está en la comunión con Dios y en Su gracia abundante. Por lo tanto, ofrendemos con gozo, sabiendo que somos bendecidos con todas las bendiciones espirituales en Cristo.

4. La ofrenda es para Dios (Malaquías 3:8)

En el marco del tema principal sobre la ofrenda según la biblia, el libro de Malaquías, el Señor nos reprende por retener nuestras ofrendas y diezmos. Él nos llama a traer todo al alfolí y probarlo en Su casa. En consecuencia, hermanos cristianos, nuestra ofrenda es para Dios y debe ser dada con sinceridad y obediencia. No es solo una tradición o un deber, sino un acto de adoración y reverencia hacia nuestro Creador.

En cambio, cuando damos nuestras ofrendas de manera deshonesta o tacaña, estamos robando a Dios de lo que le pertenece. Por otro lado, cuando ofrendamos con corazones agradecidos y generosos, estamos honrando a Dios y reconociendo Su soberanía sobre nuestras vidas. Por tanto, ofrendemos con alegría, sabiendo que Dios ama al dador alegre.

5. Da las ofrendas generosamente (Lucas 21:3-4)

 En el Evangelio de Lucas, Jesús nos enseña una valiosa lección a través de la viuda que ofrendó dos pequeñas monedas. Aunque su ofrenda parecía insignificante en comparación con las grandes sumas de otros, Jesús la elogió porque dio todo lo que tenía para vivir. Del mismo modo, hermanos en Cristo, debemos ofrendar con generosidad y sacrificio, dándole lo mejor a Dios.

En cierta manera, la ofrenda generosa refleja nuestra confianza en Dios como nuestro proveedor y nuestra disposición para invertir en su obra en la tierra. Por otro lado, cuando damos de manera egoísta o escasa, estamos limitando la capacidad de Dios para bendecir y multiplicar nuestra ofrenda. Así pues, ofrendemos con un corazón dispuesto y generoso, sabiendo que Dios honra y recompensa nuestra fidelidad.

6. La ofrenda representa un corazón responsable

En vista de todo lo que hemos reflexionado hasta ahora, comprendemos que ofrendar es una responsabilidad que Dios nos ha dado como sus siervos. No se trata de una tarea opcional o una actividad meramente religiosa, sino de un deber sagrado para todos los creyentes. Así pues, hermanos y hermanas, seamos responsables con nuestras ofrendas, dándole a Dios lo que le pertenece y administrando sabiamente nuestras bendiciones.

En comparación con el versículo mencionado en Malaquías, debemos considerar que la ofrenda es una manera de poner en práctica la enseñanza de nuestro Señor Jesucristo: "Así que, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda" (Mateo 5:23-24).

Reflexión

Para terminar hermanos y hermanas, ofrendar con un corazón responsable implica vivir en armonía con nuestros hermanos y hermanas en Cristo, perdonando y reconciliándonos cuando haya discordias.

En efecto, hermanos y hermanas en Cristo, cuando ofrendamos con un corazón responsable, no solo estamos mostrando nuestra fidelidad a Dios, sino también nuestra disposición para vivir en unidad y amor con nuestros hermanos en la fe. La ofrenda se convierte así en un medio para fortalecer los lazos de comunión y amistad dentro de la comunidad cristiana.

No se pudo mostrar la tabla.

Reflexión general sobre La ofrenda según la Biblia

Significado sobre la ofrenda según la biblia

Como discípulos de Cristo, debemos esforzarnos por llevar una vida justa y recta en todas nuestras acciones, incluyendo nuestras ofrendas. Nuestras ofrendas deben ser dadas de manera justa y equitativa, sin favoritismos ni prejuicios, reconociendo que todos somos iguales ante los ojos de Dios. En aquel tiempo Jesús enseñó a sus discípulos a amar al prójimo como a uno mismo, y esto también se aplica al dar nuestras ofrendas.

Por otro lado, en el monte de los Olivos, Jesús nos enseñó a orar y a perdonar a los que nos ofenden, para que Dios también nos perdone. Del mismo modo, cuando ofrendamos, debemos hacerlo con un corazón perdonador y misericordioso. Sabiendo que nuestra relación con Dios y nuestras ofrendas están conectadas.

Así pues, hermanos en Cristo, ofrendemos con gozo y gratitud, reconociendo que nuestras ofrendas son una manera de participar en la obra de Dios en la tierra. No lo hagamos por obligación o por apariencia, sino con un corazón generoso y desinteresado. Sabiendo que Dios ama al dador alegre.

En todo caso, al ofrendar con un corazón responsable, aprendemos a confiar en la provisión de Dios y a depender menos de las riquezas terrenales. Como decíamos, el dar nuestras ofrendas con un corazón agradecido y generoso es una expresión de nuestra adoración y devoción a Dios. Y aunque podamos enfrentar desafíos económicos o pruebas en la vida, confiamos en que Dios siempre suplirá todas nuestras necesidades, según sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Te invitamos a leer : Abre tu corazón a El trono de Dios: El trono de la gracia

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Significado sobre la ofrenda según la biblia", puedes visitar la categoría de "Estudios bíblicos".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir