La importancia de las misiones para la expansión del Reino

La importancia de las misiones para la expansión del Reino

Hermanos y hermanas en Cristo, en este día de reflexión y meditación, nos adentramos en un tema fundamental para la iglesia cristiana evangélica: "La importancia de las misiones para la expansión del Reino". A través de las Escrituras, encontramos enseñanzas claras que nos guían en este camino de llevar el evangelio a todas las naciones.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...
Índice de contenidos

La importancia de las misiones para la expansión y proclamación del Reino de los cielos radica en hacer la voluntad perfecta de Dios

La importancia de las misiones para la expansión del Reino

En el libro de Marcos 16:15, Jesús nos encomienda una tarea trascendental al decir: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Esta es una orden divina que nos recuerda la importancia de las misiones como parte fundamental de nuestra fe.

Hermanos y hermanas en Cristo, la expansión del Reino de los cielos es un llamado divino que debe ocupar un lugar central en la vida de todo creyente. En aquel tiempo, Jesús nos encomendó una tarea clara y poderosa al decir: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Este mandato no es opcional; es la voluntad perfecta de Dios para su pueblo.

La importancia de las misiones radica en que, al hacerlo, estamos alineándonos con el propósito divino de alcanzar a aquellos que aún no conocen a Cristo como su Salvador. Es un acto de obediencia a Dios y una expresión de amor por nuestras semejanzas que aún no han experimentado la gracia redentora. Es, en esencia, llevar a cabo la voluntad perfecta de Dios, que es que "ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento" (2 Pedro 3:9).

Cristo vive en nosotros, y como Sus discípulos, somos llamados a ser Sus embajadores en un mundo que necesita desesperadamente Su luz. No hay tarea más noble que la de proclamar las buenas nuevas de salvación.

Cuando obedecemos el mandato de las misiones, estamos cumpliendo la voluntad divina y contribuyendo a la expansión del Reino. Es una labor que no solo trae gloria a Dios, sino que también trae esperanza y vida eterna a aquellos que están perdidos. Por lo tanto, amados hermanos y hermanas, sigamos con valentía y devoción este llamado divino, proclamando el evangelio para la gloria de Dios y la expansión del Reino de los cielos.

La importancia de las misiones para la expansión y proclamación del Reino

Es importante por varios aspectos, como lo es rescatar las almas perdidas y para seguir cumpliendo lo que Cristo no enseñó.

Para rescatar las almas perdidas

La importancia de las misiones para la expansión del Reino

En aquel tiempo, Jesús, con estas palabras, nos insta a no quedarnos en nuestros espacios de comodidad, en nuestros templos, sino a llevar el mensaje de salvación a los rincones más remotos de la tierra. La expansión del Reino es una tarea que nos compete a todos los creyentes, y debemos hacerlo con amor y devoción, para la gloria de Dios.

Lucas 15:4-7 (Reina-Valera 1960)

"¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: 'Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido'. Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento."

Reflexión:

En este pasaje de las Escrituras, Jesús nos presenta una hermosa parábola que ilustra la importancia de buscar y rescatar a las almas perdidas. Imaginemos a un pastor que tiene cien ovejas, pero una se extravía. En lugar de darla por pérdida, el pastor deja las noventa y nueve ovejas en el desierto y se embarca en una búsqueda apasionada para encontrar la oveja perdida.

Este acto de búsqueda y rescate nos muestra el profundo amor y cuidado que Dios tiene por cada uno de nosotros, Sus hijos. Cada alma es valiosa, y Dios está dispuesto a dejar todo en busca de aquellos que se han alejado de su camino. Cuando encuentra a la oveja perdida, la pone sobre sus hombros con gozo. Este gesto simboliza la redención y la restauración que solo Dios puede brindar a aquellos que se han extraviado.

Te invitamos a leer: Los 10 tipos de ministerios cristianos según la biblia

Pasaje

El pasaje concluye con una poderosa declaración de Jesús: "Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento". Esta afirmación nos recuerda la importancia de la redención y la alegría que llena el cielo cuando un pecador se arrepiente y vuelve a Dios.

Así, hermanos en Cristo, este pasaje nos enseña que la proclamación del evangelio es urgente porque cada alma perdida es preciosa a los ojos de Dios. Debemos estar dispuestos a dejar nuestras comodidades y buscar a aquellos que están extraviados, compartiendo el mensaje de salvación y extendiendo la invitación a regresar al rebaño del Buen Pastor.

Romanos 10:14 (Reina-Valera 1960):

"¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?"

Reflexión: Este versículo de Romanos nos plantea una pregunta fundamental sobre la proclamación del evangelio. Pablo, el apóstol, nos hace reflexionar sobre el proceso de creer en Cristo y cómo es necesario que la gente oiga el mensaje antes de poder invocar a Dios en fe.

El apóstol nos presenta una secuencia lógica que comienza con la necesidad de creer en Cristo. Sin embargo, para creer en Él, las personas deben haber oído acerca de Él y Su obra redentora. Esta audición no ocurre por arte de magia, sino a través de aquellos que son llamados a predicar el evangelio.

En consecuencia, hermanos y hermanas, este versículo enfatiza la urgencia de la proclamación del evangelio. Si no compartimos el mensaje de Cristo, ¿cómo podrán las personas oír y creer en Él? Nuestra labor como seguidores de Cristo es esencial para que otros tengan la oportunidad de conocer al Salvador y experimentar la redención.

No se pudo mostrar la tabla.

El evangelio del Reino conlleva a tener una lucha espiritual contra las tinieblas del mundo que tienen esclavizadas la voluntad y mente de muchas personas

La importancia de las misiones para la expansión del Reino

En este sentido, hermanos y hermanas, es crucial que comprendamos que estamos inmersos en una lucha espiritual constante contra las tinieblas del mundo. Nuestra mente, una de las limitaciones que tenemos, sufre ataques del enemigo diariamente. En todo caso, debemos permanecer alerta y equipados con la armadura de Dios para resistir el asedio de las fuerzas malignas que esclavizan la voluntad y la mente de muchas personas.

No se pudo mostrar la tabla.

Debemos dejarlo todo por Jesucristo

Hermanos y hermanas, no olvidemos que para la gloria de Dios, el evangelio del Reino es un llamado a dejarlo todo por Jesucristo. En Gálatas 5:22-23, Pablo nos habla de los frutos del Espíritu que debemos manifestar, incluyendo el amor, la paciencia y la bondad.

 Del mismo modo, Juan 14:12 nos revela que aquellos que creen en Jesús harán obras aún mayores que las que Él hizo. Cristo vive en nosotros y nos capacita para llevar a cabo esta gran obra de proclamación del evangelio, manifestando los frutos del Espíritu y realizando las mismas obras de amor y poder que Jesús hizo en Su ministerio terrenal.

Gálatas 5:22-23 (Reina-Valera 1960)

"Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley."

Reflexión:

Hermanos y hermanas en Cristo, Cristo vive en nosotros, y como portadores del evangelio, es fundamental comprender cómo estos versículos de las Escrituras se relacionan con la importancia de las misiones cristianas evangélicas para la expansión del Reino de Dios.

En Gálatas 5:22-23, el apóstol Pablo nos presenta una lista de los frutos del Espíritu. Estos frutos son manifestaciones del carácter de Dios que deben ser evidentes en la vida de todo creyente. El primer fruto mencionado es el amor, y es a través de este amor que debemos abordar las misiones. Nuestra labor de proclamar el evangelio debe estar impregnada de amor, amor por Dios y amor por las almas perdidas. Es el amor de Cristo que nos motiva a llevar las buenas nuevas a todos los rincones del mundo.

El gozo y la paz también son frutos del Espíritu. Cuando compartimos el mensaje de salvación, llevamos un mensaje de esperanza y paz a un mundo necesitado. Nuestra tarea de misioneros implica llevar consuelo a los quebrantados de corazón y mostrar el camino hacia la paz que solo Cristo puede brindar.

Te invitamos a leer: Que es un evangelista comportamiento y roles

La paciencia, la benignidad y la bondad

La importancia de las misiones para la expansión del Reino

La paciencia, la benignidad, y la bondad son virtudes que deben caracterizar nuestras interacciones con quienes aún no conocen a Cristo. Debemos ser pacientes con aquellos que están en proceso de descubrir la verdad. Nuestra bondad y benignidad son testimonios vivos del amor de Dios en nosotros.

La fe es esencial en las misiones. Debemos tener fe en el poder transformador del evangelio y confiar en que Dios puede obrar milagros en las vidas de aquellos a quienes servimos. La mansedumbre y la templanza son cualidades que nos ayudan a mantenernos firmes en nuestra labor misionera, sin caer en el orgullo o la desesperación.

Juan 14:12 (Reina-Valera 1960):

"De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre."

En Juan 14:12, Jesús nos dice que aquel que cree en Él hará las obras que Él hizo, ¡y aun mayores! Esto es una promesa poderosa y una llamada a la acción. Como misioneros, debemos entender que tenemos el respaldo divino para llevar a cabo una obra impactante en el mundo. No somos enviados solos, sino con la autoridad y el poder de Cristo.

Así pues, la importancia de las misiones cristianas evangélicas para la expansión del Reino radica en que somos portadores de los frutos del Espíritu y de la promesa de hacer obras aún mayores. Cada alma rescatada, cada vida transformada, es un testimonio vivo de la obra de Dios a través de nosotros.

¿Por qué la proclamación del evangelio es urgente?

En consecuencia, hermanos cristianos, ¿por qué la proclamación del evangelio es urgente? Ciertamente, para rescatar las almas perdidas y dejarlo todo por Jesucristo. ¿Pero qué más nos impulsa? Como nos dice Romanos 10:14, "¿cómo invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?"

Aleluya, hermanos y hermanas, esta pregunta nos llama a la acción. ¿Cómo pueden las almas ser rescatadas si no escuchan el mensaje de salvación? Nuestra tarea es ser portadores de la Palabra, ser aquellos que proclamen el evangelio con valentía y amor.

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, entendemos que la importancia de las misiones para la expansión del Reino es una obra esencial que debemos llevar a cabo. Así pues, en consecuencia, hermanos cristianos, respondamos al llamado con valentía, proclamando el evangelio a todas las naciones para la gloria de Dios. Cristo vive en nosotros y nos capacita para esta gran tarea. Amén.

Reflexión final sobre la importancia de las misiones para la expansión del Reino

La importancia de las misiones para la expansión del Reino
La importancia de las misiones para la expansión del Reino

Así, en nuestra reflexión sobre la importancia de las misiones, debemos recordar que somos los instrumentos que Dios utiliza para llevar su mensaje a aquellos que aún no lo han escuchado. No debemos subestimar el impacto que podemos tener al compartir el evangelio con amor y convicción. Cada vez que proclamamos las buenas nuevas, estamos allanando el camino para que otros puedan creer en Cristo y encontrar la vida eterna.

Reflexion 1

En cambio, en nuestra reflexión sobre la importancia de las misiones, recordemos siempre que nuestra misión es para la gloria de Dios y el bienestar eterno de las almas que necesitan conocer a Cristo como su Salvador. Cada alma rescatada es una victoria para el Reino de Dios y un motivo de regocijo en el cielo. Sigamos el ejemplo del Buen Pastor y llevemos el mensaje de salvación con pasión y devoción.

Reflexion 2

En cierto modo, hermanos y hermanas, nuestro papel en la expansión del Reino es un recordatorio de que Cristo vive y opera a través de nosotros. Como instrumentos en Sus manos, somos llamados a ser luz en un mundo lleno de oscuridad. Recordemos que la proclamación del evangelio es urgente, y es nuestro deber llevarlo a cabo con amor y valentía. Que el Señor nos guíe y fortalezca en esta obra, y que podamos ver un gran avivamiento y la expansión del Reino de los cielos. Amén.

Te invitamos a leer: Cuidemos nuestros actos – La Misión de los Pastores

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "La importancia de las misiones para la expansión del Reino", puedes visitar la categoría de "Ayudas Bíblicas".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir