«Hágase Tu Voluntad Y No La Mía» significado de Lucas 22:42

Hágase Tu Voluntad Y No La Mía

La frase «Hágase tu voluntad y no la mía» es una de las oraciones más poderosas que podemos hacer como cristianos. Esta frase fue dicha por Jesucristo en Getsemaní antes de su crucifixión, cuando estaba pasando por un momento de gran sufrimiento y dolor.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

Esta oración es un recordatorio para nosotros de que debemos poner la voluntad de Dios por encima de la nuestra. A veces, podemos tener nuestras propias ideas sobre lo que queremos que suceda en nuestras vidas, pero debemos recordar que Dios tiene un plan para nosotros y que Su voluntad es lo más importante.

Es fácil caer en la trampa de querer controlar nuestras vidas y tomar decisiones basadas en nuestros propios deseos y necesidades. Pero esto no siempre es lo mejor para nosotros. Cuando nos enfocamos en la voluntad de Dios, podemos estar seguros de que estamos en el camino correcto.

La voluntad de Dios se encuentra en la Biblia y debemos leerla y estudiarla regularmente para entender mejor lo que Dios quiere para nuestras vidas. Debemos orar constantemente pidiendo la guía de Dios y la sabiduría para seguir Su voluntad. También debemos estar abiertos a recibir el consejo de otros cristianos que puedan ayudarnos a discernir la voluntad de Dios en nuestras vidas.

A veces, puede ser difícil aceptar la voluntad de Dios, especialmente si va en contra de nuestros deseos y planes. Pero debemos recordar que Dios nos ama y tiene un plan para nuestras vidas que es mejor que cualquier cosa que podamos imaginar por nosotros mismos.

En ese orden de ideas hermanos, la frase «Hágase tu voluntad y no la mía» es una poderosa oración que nos recuerda la importancia de poner la voluntad de Dios por encima de la nuestra. Al buscar la guía de Dios y estar dispuestos a aceptar Su voluntad, podemos encontrar la paz y la felicidad que buscamos en nuestras vidas.

Índice de contenidos

Buscar a Dios implica buscar su voluntad y seguir su plan para nuestras vidas

La oración de Jesús en Getsemaní, registrada en Lucas 22:42 y en el Evangelio de Mateo 26:42, es un momento crucial en la vida de Jesús antes de su crucifixión. En este momento, Jesús se encuentra en profunda angustia, sabiendo que su muerte está próxima y que su sacrificio es necesario para salvar a la humanidad del pecado.

En su oración, Jesús reconoce que la voluntad de Dios debe prevalecer sobre su propia voluntad. Él dice: "Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya." Aquí, Jesús muestra su sumisión a la voluntad de Dios, incluso cuando esta voluntad implica sufrimiento y dolor.

Te invito a leer: El Significado de «El tiempo de Dios es perfecto» según la biblia

La biblia expresa la voluntad de Dios

La Biblia habla mucho sobre la voluntad de Dios. En Tesalonicenses 4:3, se nos dice que la voluntad de Dios es nuestra santificación. En otras palabras, Dios quiere que vivamos vidas santas y separadas del pecado. Mientras que en Tesalonicenses 5:18, se nos dice que debemos dar gracias en todas las cosas, porque esta es la voluntad de Dios para nosotros en Cristo Jesús.

En última instancia, buscar a Dios implica buscar su voluntad y seguir su plan para nuestras vidas. Esto puede ser difícil a veces, especialmente cuando nuestro propio deseo y voluntad entran en conflicto con lo que Dios quiere para nosotros. Pero al igual que Jesús en Getsemaní, debemos estar dispuestos a someternos a la voluntad de Dios y confiar en que Él sabe lo que es mejor para nosotros.

La oración es una forma poderosa de buscar a Dios y discernir su voluntad. A través de la oración, podemos pedirle a Dios que nos revele su plan para nosotros y nos dé la fuerza y el coraje para seguirlo. También podemos buscar la orientación de la Biblia y la sabiduría de otros cristianos que han caminado por el mismo camino antes que nosotros.

En la gloria de dios hermanos, la oración de Jesús en Getsemaní nos recuerda la importancia de someternos a la voluntad de Dios y confiar en su plan para nuestras vidas. Al buscar a Dios y seguir su voluntad, podemos encontrar la verdadera paz y satisfacción en la vida.

Para poder ir de la mano con Dios con obediencia eh aquí una oración | Oración de cúmplase la voluntad de Dios

«Padre, vengo a ti ahora con toda humildad y mansedumbre. Dejando a un lado mis metas, planes, agendas, deseos, necesidades y voluntad. Señor, sin importar cómo me sienta, deseo que se haga Tu voluntad en mi vida. Señor, úsame como mejor te parezca. Iré a donde me envíes. Hablaré lo que me digas que hable. Haré lo que me pidas que haga. Padre, hazme sensible a Tu Espíritu y guía. Ayúdame a reconocer Tu voz, Ayúdame a obedecer Tu voz y a aceptar Tu voluntad. Gracias por tener paciencia conmigo y amarme.

En el nombre de Jesús,

Amén».

La oración que se presentó anteriormente, es una oración que se basa en la creencia cristiana evangélica. De que Dios tiene un plan para nuestras vidas y que es importante buscar su voluntad y seguirla. La oración comienza con una actitud de humildad y sumisión, dejando de lado nuestras propias metas y deseos para buscar la voluntad de Dios.

La oración también incluye una disposición para ser utilizado por Dios de la manera que Él considere mejor. Y para seguir Su guía en lugar de confiar en nuestras propias habilidades o conocimientos. Se pide la ayuda del Espíritu Santo para ser sensible a su voz y obedecer su dirección.

Te invito a leer: La fidelidad de dios y como se manifiesta

La oración concluye con una expresión de agradecimiento por la paciencia y amor de Dios, y se hace en el nombre de Jesús, quien enseñó a sus seguidores a buscar la voluntad del Padre en sus vidas.

Esta oración es un ejemplo de cómo los cristianos evangélicos pueden orar para buscar la voluntad de Dios en sus vidas. Para estar dispuestos a seguir su dirección en lugar de confiar en sus propios deseos y planes. Es una forma de recordar que Dios es el centro de nuestras vidas y que Su voluntad es lo más importante.

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "«Hágase Tu Voluntad Y No La Mía» significado de Lucas 22:42", puedes visitar la categoría de "Versículos".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir