Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

Hermanos y hermanas en Cristo, Cristo vive y nos guía en nuestro camino de fe, nos enfocamos hoy obre esta interrogante:¿Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo? En este escrito, exploraremos una cuestión que ha sido objeto de debate y reflexión en la iglesia cristiana evangélica: el diezmo.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

En nuestra búsqueda de respuestas, basaremos nuestras reflexiones en las Escrituras y la doctrina cristiana, siempre con el deseo de glorificar a Dios y enriquecer nuestra comprensión de su palabra.

Índice de contenidos

Reflexión 1: Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

En nuestra caminata espiritual, es fundamental comprender el concepto del diezmo. ¿Qué es el diezmo? Según la Palabra de Dios, el diezmo es la décima parte de nuestros ingresos que dedicamos al Señor.

Esta práctica se originó en el Antiguo Testamento y se encuentra respaldada por numerosos versículos bíblicos. Uno de los pasajes más significativos que menciona el diezmo es Génesis 14:18-20 (KJV): "Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino. Bendijo a Abraham, diciendo: 'Bendito sea Abraham por el Dios Altísimo, creador de cielo y tierra. Y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó en tus manos a tus enemigos'. Y Abraham le dio el diezmo de todo." Este pasaje nos revela la raíz del diezmo en la adoración y reconocimiento de Dios.

Además, en Génesis 28:22 (SG21), encontramos otra referencia al diezmo: "Y de todo lo que me des, el diezmo lo apartaré para ti." Jacob, en este pasaje, hace un compromiso con Dios de apartar el diezmo de todo lo que reciba. Estos versículos del Antiguo Testamento establecen un precedente importante para la práctica del diezmo en la iglesia cristiana.

Diezmo en el antiguo testamento

En el Antiguo Testamento, el diezmo se menciona en varias ocasiones como un acto de adoración y obediencia a Dios. Estos pasajes bíblicos nos muestran cómo esta práctica estaba arraigada en la vida de los creyentes de aquella época. Uno de los casos más notables es el encuentro entre Abraham y Melquisedec, en Génesis 14:18-20, donde Abraham entregó el diezmo de todo lo que tenía.

Además, Génesis 28:22 nos muestra el compromiso de Jacob de apartar el diezmo de todo lo que recibiera. Estos ejemplos nos recuerdan que el diezmo era una parte esencial de la adoración en el Antiguo Testamento, una forma de reconocer la provisión de Dios y agradecerle por ella.

Te invitamos a leer: Significado sobre la ofrenda según la biblia

No se pudo mostrar la tabla.

Los tipos diferentes de diezmos bajo la ley

El diezmo de las festividades

Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

En Deuteronomio 12:17-18, encontramos una referencia al diezmo de las festividades. Estos versículos nos instruyen: "No podrás comer en tus ciudades el diezmo de tu grano, de tu mosto, ni de tu aceite, ni las primicias de tus manadas ni de tus ganados, ni nada de lo que hubieres prometido, ni tus ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos. Sino que delante de Jehová tu Dios los comerás, en el lugar que Jehová tu Dios escogiere, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el levita que habitare en tus ciudades; y te alegrarás delante de Jehová tu Dios en todas las cosas en las cuales pusieres tus manos." Esto nos enseña que el diezmo de las festividades debía ser consumido en presencia de Dios como una ofrenda de gratitud.

El diezmo de las festividades, como se menciona en Deuteronomio 12:17-18, era un acto de adoración y celebración ante Dios. Al consumirlo en su presencia, los creyentes expresaban su gratitud por las bendiciones recibidas.

El diezmo de los levitas

En Levítico 27:30-33, se establece el diezmo de los levitas: "Y todos los diezmos de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová son; son cosas consagradas a Jehová. Mas si alguno de los diezmos redimiere, añadirá la quinta parte de su precio. Y en tocante al diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa debajo del cayado, el diezmo será consagrado a Jehová. No inquirirá si es bueno o malo, ni lo mudará; y si lo mudare, será tanto él como el mudado, cosas santas serán; no serán rescatadas." Este diezmo era destinado a los levitas, quienes servían en el tabernáculo y el templo y no tenían posesiones terrenales.

El diezmo de los levitas, basado en Levítico 27:30-33, sostenía a aquellos que servían en el tabernáculo y el templo. Los levitas no poseían tierras, por lo que este diezmo les garantizaba su sustento mientras se dedicaban al servicio divino.

El diezmo de los pobres

En Deuteronomio 14:28-29, se menciona el diezmo de los pobres: "Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus frutos en aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus ciudades, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra de tus manos que hagas." Este diezmo estaba destinado a ayudar a los más necesitados de la sociedad.

El diezmo de los pobres, como se describe en Deuteronomio 14:28-29, era un testimonio de la compasión de Dios. Cada tres años, se recolectaba para ayudar a los más necesitados de la sociedad, incluyendo extranjeros, huérfanos y viudas.

No se pudo mostrar la tabla.

Otros versículos que hablan sobre el diezmo

Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

Además de los pasajes mencionados, encontramos otras referencias al diezmo en las Escrituras. En 2 Crónicas 31:5, se registra cómo los israelitas respondieron generosamente al llamado de Ezequías para dar el diezmo. Éxodo 22:28 nos insta a no maldecir a los dioses ni maldecir al gobernante de tu pueblo, lo que subraya la importancia de la reverencia hacia Dios y las autoridades terrenales. Números 18:24 establece que el diezmo de los levitas se debía dar como ofrenda a los sacerdotes.

Estos versículos, entre otros, nos brindan un panorama completo de la práctica del diezmo en el Antiguo Testamento y la importancia que tenía en la vida del pueblo

Reflexión 2: 2 Crónicas 31:5

La comprensión de los diferentes tipos de diezmos que se mencionan en la Biblia nos ayuda a apreciar la diversidad de propósitos que tenía esta práctica en el Antiguo Testamento. Cada forma de diezmo reflejaba la devoción y obediencia del pueblo de Dios en diferentes áreas de sus vidas.

Además de estos tipos de diezmo, hallamos en la Biblia otras referencias que subrayan la importancia de esta práctica. 2 Crónicas 31:5 nos muestra cómo el pueblo respondió generosamente al llamado de Ezequías para dar el diezmo, lo que nos enseña la actitud de dar con alegría y generosidad.

Éxodo 22:28 nos recuerda la reverencia que debemos tener hacia Dios y las autoridades terrenales, inculcando un respeto fundamental en nuestras relaciones. Números 18:24 nos informa sobre la ofrenda del diezmo de los levitas a los sacerdotes, estableciendo una estructura para el sostenimiento del servicio religioso.

Estos versículos nos muestran cómo el diezmo estaba intrincadamente conectado a la vida religiosa y social de la comunidad en el Antiguo Testamento. Además, revelan la generosidad y el compromiso que los creyentes tenían hacia Dios y hacia los más necesitados.

¿Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo?

Ahora que hemos examinado el fundamento bíblico del diezmo en el Antiguo Testamento, surge la pregunta crucial: ¿Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo en la actualidad? Para abordar esta cuestión, debemos considerar cómo se desarrolla esta práctica en el Nuevo Testamento y cómo se aplica a nuestra vida como creyentes evangélicos.

El diezmo en el Nuevo Testamento

Es esencial notar que en el Nuevo Testamento no encontramos una prescripción directa y explícita para los creyentes en cuanto al diezmo. En lugar de ello, el Nuevo Testamento enfatiza la generosidad, la mayordomía y el dar con alegría. Por consiguiente, algunos argumentan que el diezmo, tal como se practicaba en el Antiguo Testamento, no es una obligación para los creyentes en la era de la gracia.

Sin embargo, es importante destacar que el Nuevo Testamento no anula la práctica del diezmo, sino que la trasciende. Los principios de generosidad y cuidado por los necesitados siguen siendo fundamentales en la enseñanza de Jesús y los apóstoles. El apóstol Pablo, en 2 Corintios 9:7, nos exhorta: "Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre." Esto enfatiza la importancia de dar con un corazón alegre y generoso, más allá de un porcentaje fijo.

En Mateo 23:23, Jesús critica a los fariseos por enfocarse en el diezmo de la menta, el eneldo y el comino, mientras descuidan "los asuntos más importantes de la ley: la justicia, la misericordia y la fe". Esto nos lleva a una reflexión profunda sobre la importancia de equilibrar la práctica del diezmo con una vida caracterizada por la justicia, la misericordia y la fe.

Reflexiones acerca de si debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo

La pregunta sobre si la iglesia cristiana debe enseñar a pagar el diezmo nos lleva a considerar nuestras motivaciones y actitudes. En vez de centrarnos exclusivamente en la cantidad, debemos reflexionar sobre el propósito de dar y cómo este acto refleja nuestra relación con Dios.

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, se vuelve evidente que la práctica del diezmo puede ser una expresión válida de nuestra adoración y compromiso con Dios. Sin embargo, en vez de un enfoque meramente legalista, debemos abrazar una actitud de generosidad y dar con un corazón alegre.

Cabe mencionar al versículo de 2 Corintios 9:6 que nos recuerda: Esta promesa nos inspira a dar de manera abun"El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente segará". dante, confiando en que Dios nos bendecirá a medida que bendigamos a otros.

En comparación con el Antiguo Testamento, en el que el diezmo era una obligación legal, el Nuevo Testamento nos llama a una relación más profunda y personal con Dios. Nuestra generosidad no debe ser forzada, sino una respuesta agradecida a la gracia de Dios. En todo caso, el diezmo sigue siendo una práctica válida, pero es fundamental que no se convierta en un peso legalista para los creyentes.

Cristo vive, y su enseñanza central es amar a Dios y amar a nuestro prójimo. Por lo tanto, al considerar el diezmo en la iglesia evangélica, debemos recordar que nuestro llamado principal es vivir en amor y generosidad. El diezmo puede ser una parte de esa expresión, pero no debe eclipsar el mensaje de Jesús sobre el amor y la compasión.

Te invitamos a leer: Palabra de ofrenda la ofrenda verdadera

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Debe la iglesia cristiana enseñar a pagar el diezmo", puedes visitar la categoría de "Estudios bíblicos".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir