Consejos para tratar y amar a gente difícil

Consejos para tratar y amar a gente difícil

Hermanos y hermanas en Cristo, en nuestro caminar como creyentes, nos encontramos con personas difíciles en todas partes de nuestras vidas, aprovechemos estos consejos para tratar y amar a gente difícil. Es fundamental entender que este es un desafío que todos enfrentamos en algún momento.

¡Cursos y libros recomendados!

seminario de abundancia en la biblia

Seminario de abundancia en la Biblia

En este seminario, conocerás los principios de abundancia presentes en la Biblia, tanto bajo el ...
intimidad con dios ebook

¡Intimidad con Dios! Curso Online

Con tareas diarias para guiar tu tiempo devocional, este curso sacará de tu sequía espiritual ...
no existe pecado ebook

¡No Existe Pecado! ¡No eres culpable de nada!

¿Estás listo para dejar atrás la carga que ha estado agobiando tu espíritu? ¿Buscas liberarte ...

Como dice el apóstol Pablo en 1 Corintios 10:13, "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar."

Índice de contenidos

¿Qué dice la Biblia acerca de tratar y amar a gente difícil?

Para abordar este tema crucial, es esencial acudir a la Palabra de Dios, nuestra guía infalible. Encontramos consejo en las Escrituras que nos instruye sobre cómo tratar a aquellos que pueden ser desafiantes en nuestras vidas. En Mateo 5:44, Jesús nos dice: "Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen."

Te invitamos a leer: Oración para echar fuera demonios

Entender que la gente difícil siempre ha estado ahí (Consejo 1)

Ciertamente hermanos, debemos entender que la presencia de gente difícil no es algo nuevo en la historia. Desde tiempos bíblicos, hemos visto ejemplos de personas que desafiaron la paciencia y la compasión. En Números 11:4-6, leemos sobre los israelitas que murmuraron y anhelaron la comida de Egipto, a pesar de las maravillas que Dios había hecho por ellos.

En Números 20:2-3, encontramos a los israelitas que murmuraron nuevamente por la falta de agua, y en Números 14:2-4, expresaron incredulidad ante la promesa de Dios de darles la tierra prometida. También, en Números 12:13, vemos a Moisés orando por su hermana Miriam, quien había hablado en contra de él. Finalmente, en Deuteronomio 9:13-18, se describe cómo el pueblo de Israel se rebeló contra Dios.

Deuteronomio 9:13-18 (Reina-Valera 1960): "Y hablóme Jehová, diciendo: He aquí he visto a este pueblo, y he aquí que es pueblo duro de cerviz. Déjame que los destruya, y raeré su nombre de debajo del cielo, y te pondré sobre gente más fuerte y más numerosa que ésta. Y volvíme y descendí del monte, el cual ardía en fuego, con las tablas del pacto en mis dos manos. Y miré, y he aquí habíais pecado contra Jehová vuestro Dios; os habíais hecho un becerro de fundición, apartándoos pronto del camino que Jehová os había mandado. Y tomé las tablas, y las arrojé de mis manos, y rompílas delante de vuestros ojos."

Números 12:13 y Números 14:2-4

Números 12:13 (Reina-Valera 1960): "Y Moisés clamó a Jehová, diciendo: Te ruego, oh Dios, que la sanes ahora."

Números 14:2-4 (Reina-Valera 1960): "Y toda la congregación alzó su voz y dio voces, y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos. ¿Y para qué nos trae Jehová a esta tierra, para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?"

Números 20:2-3 (Reina-Valera 1960): "Y no hubo agua para la congregación, y se juntaron contra Moisés y contra Aarón. Y el pueblo riñó con Moisés, diciendo: ¡Ojalá hubiéramos perecido cuando perecieron nuestros hermanos delante de Jehová!"

Reflexión

Estos pasajes bíblicos nos muestran ejemplos en los que el pueblo de Israel, en su camino hacia la tierra prometida, enfrentó dificultades. Asi como momentos de rebeldía y queja contra Moisés y, por extensión, contra Dios.

A pesar de las maravillas que Dios había realizado en su favor, en ocasiones perdieron la fe y se volvieron difíciles de guiar. Esto nos recuerda que incluso en las situaciones más desafiantes, debemos mantener nuestra confianza en Dios y no caer en la queja o la incredulidad. Aprendamos de estos ejemplos a perseverar en la fe y a confiar en la soberanía de Dios en todas las circunstancias.

No se pudo mostrar la tabla.

Hay que seguir amando al prójimo (Consejo 2) | Consejos para tratar y amar a gente difícil

Hermanos míos, Cristo vive, y su enseñanza es clara en cuanto a cómo debemos responder ante la dificultad que nos presentan otros. En Números 27:16-18, leemos sobre la transición del liderazgo de Moisés a Josué. Moisés pide a Dios que ponga un líder sobre la congregación para que no sean como ovejas sin pastor. Esta oración nos recuerda que debemos seguir amando y guiando a aquellos que nos rodean, incluso cuando enfrentamos desafíos con ellos.

No se pudo mostrar la tabla.

7 prácticas o consejos extras para tratar y amar a gente difícil

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, cabe mencionar algunas prácticas adicionales que nos ayudarán a tratar y amar a la gente difícil en nuestras vidas.

Ora por ellos

No repitas estas palabras dos veces solo una vez. En cambio, oremos fervientemente por aquellos que nos resultan difíciles. Cabe mencionar a Mateo 5:44, Jesús nos insta a orar por nuestros enemigos y aquellos que nos persiguen. La oración tiene el poder de cambiar corazones y situaciones.

Ore por su propio corazón

Consejos para tratar y amar a gente difícil

En consecuencia hermanos cristianos, también debemos orar por nuestros propios corazones. Reconozcamos que somos imperfectos y necesitamos la gracia de Dios para amar a los demás de la manera en que Él nos llama a hacerlo. Oremos para que Dios transforme nuestro corazón y nos dé la paciencia y el amor necesarios.

Encontrar formas prácticas de animarlos y bendecirlos

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, busquemos formas prácticas de animar y bendecir a aquellos que nos desafían. En lugar de responder con ira o resentimiento, busquemos oportunidades para mostrar el amor de Cristo a través de nuestras acciones y palabras.

Acepta que también eres en la vida de otra persona una persona difícil (Consejo 3)

En verdad, en ocasiones nosotros mismos somos la persona difícil en la vida de alguien más. Reconozcamos nuestras propias imperfecciones y errores, y pidamos perdón cuando sea necesario. Esto nos permite entender mejor a los demás y cultivar la humildad.

Como Dios te da la gracia, dales gracia (Consejo 4)

Recordemos siempre que Dios nos ha dado gracia abundante. En consecuencia, hermanos cristianos, extendamos esa misma gracia a los demás, incluso cuando nos resulten difíciles de tratar. En 2 Corintios 9:8, se nos recuerda que "Dios puede hacer que toda gracia abunde para vosotros, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra."

Jesús nos enseña cómo tratar y amar a gente difícil

En virtud de estas enseñanzas bíblicas, es fundamental que miremos a Jesús como nuestro modelo supremo en el trato con personas difíciles. Como nos recuerda Lucas 6:27-31, el Señor nos dice: "Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues. A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva. Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos."

Te invitamos a leer: Qué es la Restauración

Debemos cuidarnos de ser orgullosos al tratar y amar a gente difícil

Hermanos y hermanas, debemos recordar la importancia de la humildad en nuestra actitud hacia los demás. Filipenses 2:3-4 nos exhorta: "Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo. No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros." Además, Romanos 12:3 nos advierte contra la arrogancia, diciendo: "Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno."

¿Qué dice el antiguo testamento sobre tratar y amar a gente difícil?

Ciertamente hermanos, no podemos pasar por alto la sabiduría contenida en el Antiguo Testamento sobre cómo tratar y amar a aquellos que nos desafían.

  • En Proverbios 20:3 se nos advierte: "Honra es del hombre el apartarse de la contienda; Mas todo insensato se envolverá en ella." Esto nos recuerda la importancia de evitar disputas innecesarias y buscar la paz.
  • Proverbios 12:16 nos enseña: "El necio al punto da a conocer su ira; Mas el que encubre el agravio es prudente." Esta sabiduría nos llama a controlar nuestras emociones y a no responder con ira cuando enfrentamos dificultades.
  • Proverbios 17:14 nos dice: "Comenzar la contienda es como abrir una represa; Desiste, antes que se enrede la contienda." Esta metáfora nos insta a evitar iniciar conflictos y a buscar la reconciliación antes que la situación se agrave.
  • Finalmente, en Proverbios 10:12 leemos: "El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas." Este versículo resalta la importancia del amor y la compasión para superar las diferencias y perdonar las ofensas.

Reflexión general sobre los consejos para tratar y amar a gente difícil

En consecuencia, hermanos y hermanas, nuestras Escrituras nos brindan una rica guía sobre cómo tratar y amar a gente difícil. Sigamos estas enseñanzas con humildad, buscando la paz y practicando el amor, para la gloria de Dios y el bien de todos. Aleluya.Principio del formulario

Amados hermanos en Cristo en virtud de estas enseñanzas previas, enfrentar a gente difícil es un desafío constante en nuestra vida como creyentes. Sin embargo, la Palabra de Dios nos proporciona una guía sólida sobre cómo tratar y amar a aquellos que nos desafían.

Sigamos el ejemplo de Jesús, quien amó incluso a aquellos que le crucificaron, y busquemos ser instrumentos de su amor y gracia en este mundo. Para la gloria de Dios, amemos y tratemos a la gente difícil, recordando siempre que Cristo vive en nosotros. Aleluya.

Te invitamos a leer: Bienaventurados los pacificadores (serán llamados hijos de Dios)

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si deseas conocer otros artículos parecidos a "Consejos para tratar y amar a gente difícil", puedes visitar la categoría de "Ayudas Bíblicas".

Eudes - Dios Padre Nuestro

Estudiante universitario y Redactor en Dios Padre Nuestro, creyente y entusiasta del cristianismo evangélico ✝️

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir